nlenes(+34) 968 19 50 45
·
info@imontlegal.com
·
Mon - Fri 09:00-14:00
Contact us
nlenes(+34) 968 19 50 45
·
info@imontlegal.com
·
Mon - Fri 09:00-14:00
Contact us

EL TESTAMENTO

Seguramente has leído mucho en internet sobre los testamentos, como por ejemplo si son o no obligatorios, cómo hacerlo y sobre todo que seguramente cuesten mucho dinero y que mejor dejarlo para más tarde porque es muy complicado.

En este pequeño artículo queremos acercar el testamento a nuestros clientes, como un documento recomendable y muy accesible, para dejar todos tus asuntos en orden y de acuerdo a tu “última voluntad”

Queremos empezar hablando sobre qué es un testamento.
El testamento no es otra cosa que, un documento que recoge aquellas manifestaciones de una persona, llamada testador/a, para establecer sus últimas voluntades, o, dicho de otra manera, cómo y a quién se quiere dejar los bienes de los que disponemos. Pero en el testamento se puede incluir mucho más que una manifestación sobre la designación de bienes, pues se puede hacer mención a designaciones sobre posibles tutores legales para menores de edad, legados, incluir albaceas, etc.

Si bien parece algo muy sencillo, siempre es aconsejable que se prepare y redacte este documento con la asistencia de un abogado, experto en la materia, pues puede servir de guía, no sólo sobre las concretas disposiciones y los deseos a incluir en el testamento, sino también sobre las consecuencias de las mismas y como evitar, por ejemplo, una posible impugnación de testamento.

En este artículo nos vamos a centrar en el testamento notarial abierto, es decir, aquel testamento que se firma ante un notario como fedatario público, aunque cabe destacar que en España tenemos otros tipos de testamentos.

Pues bien, para poder firmar un testamento, en España, hay que tener en cuenta lo siguiente o cumplir con las siguientes premisas:

– Ser mayor de edad
– No estar incapacitado y estar en plenas facultades mentales
– Tener DNI/ pasaporte válido
– Es un acto personal
– No es obligatorio

Los tres primeros puntos, parecen bastante claros, pues para firmar un testamento hay que ser mayor de edad, tener capacidad suficiente para entender qué es lo que se está firmando y tener un documento de identidad válido, ya sea español o extranjero, pues debe ser cotejado por el notario firmante.
Los otros dos puntos los mencionamos porque son preguntas recurrentes en el despacho por muchos clientes, y es que el testamento hay que firmarlo en persona, es decir, no se puede delegar esa función en nadie ni tampoco usar una autorización o un poder general o especial notarial para poder firmarlo, sino que debe ser firmado, en persona, por el testador/a.
Y por otro lado, firmar testamento en España no es obligatorio, aunque muy recomendable, pues en caso de no tener testamento, se aplicarían las reglas que se establecen para la sucesión intestada y no seremos nosotros a decidir a quién van nuestros bienes sino las distintas leyes aplicables, dependiendo, de si somos o no residentes en España, la nacionalidad que ostentamos, estado civil, etc.

Las ventajas de firmar un testamento son muchas, pero queremos destacar aquí las siguientes:
– Disponer libremente de nuestros bienes.
– Confidencialidad y accesibilidad, pues el testamento queda inscrito en el Registro de Últimas Voluntades.
– Evitar una sucesión intestada, tal vez menos favorable.
– Evitar impugnaciones del testamento.
– Coste accesible
– Contar con el asesoramiento legal, no solo para la redacción del testamento sino también para las consecuencias jurídico-económicas, en materia de impuestos de sucesiones.

Por otro ello y a fin de evitar problemas en el futuro, recomendamos que hable con su abogado, que le podrá explicar todo lo relativo a los testamentos, la sucesión, así como resolver cualquier cuestión que pueda tener, buscando siempre la mejor solución teniendo en cuenta su caso concreto.

Related Posts