Actualización sobre la D.A.N.A.

Estimados clientes:

Le informamos que el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS) pagará por la gota fría al menos 92 millones en la Comunidad Valenciana.

El coste total estimado en esta comunidad asciende a 92 millones de euros, y las zonas más dañadas han sido Orihuela y el resto de la comarca de la Vega Baja, en Alicante; y Ontinyent y el resto de la comarca de Vall de Albaida, en Valencia.

Según explica la entidad, los cálculos son preliminares y se basan en informes de urgencia realizados por un equipo de peritos del CCS tras reconocer las zonas afectadas, una labor que se vio dificultada debido a que las lluvias y los desbordamientos continuaron durante el pasado fin de semana y algunas zonas no estaban aún accesibles.

La entidad estima que, en conjunto, el número de solicitudes de indemnización de asegurados afectados que deberá gestionar estará en torno a 30.000, y que el coste total de las compensaciones que se les abonarán rondará los 192 millones de euros.

Por zonas afectadas, Murcia es la que ha sufrido más daños, especialmente Cartagena, Los Alcázares, Murcia capital y San Javier, con un total de 13.800 siniestros con derecho a indemnización del CCS hasta el momento y un coste previsto de 82 millones de euros.

De esos siniestros, 10.000 corresponden a viviendas, comercios, industrias y obras civiles y 3.800, a automóviles arrastrados o inundados, explica la entidad.

Según informa el CCS, no existe un plazo para solicitar la indemnización, por lo que el organismo registrará y tramitará todas las solicitudes de pagos que reciba, incluidas las que se presenten después de cumplido el plazo de 7 días al que se refiere la Ley de Contrato de Seguro.

La solicitud la puede realizar el propio asegurado o, en su representación, su entidad aseguradora o el mediador (agente o corredor) de seguros, a través del teléfono gratuito 900 222 665 o en la página web del CCS (www.consorseguros.es), con el DNI o el certificado electrónico.

El CCS también quiere aclarar que no existe un límite al importe de las indemnizaciones a pagar, que se corresponderán con los seguros contratados por los afectados, incluso si el coste final pudiera superar significativamente las primeras estimaciones efectuadas.

En el caso de automóviles inundados, el asegurado tendrá derecho a recibir una indemnización del CCS «cualquiera que sea la cobertura que tuviera contratada«, ya que bastaría con la de responsabilidad civil o de daños a terceros de carácter obligatorio.